ÚLTIMOS ARTÍCULOS POR TEMÁTICA


ECONOMÍA
INMOBILIARIO
OBRA PÚBLICA
CONCESIONES
MERCADO EXTERIOR

GESTIÓN
MARKETING
RECURSOS HUMANOS
FINANCIACIÓN
SOCIEDAD

ESADE. Observatorio de la Empresa Multinacional Española. Informe "Retos de futuro de la multinacional española".


29 de septiembre de 2012

((•)) Escuchar


La exportación e internacionalización es una de las bases para que las empresas españolas puedan esquivar la crisis y la actividad en el extranjero de las multinacionales del país está resistiendo bastante bien la mayor presión de las economías emergentes. Cada vez hay más empresas que se lanzan al mercado exterior, pero también es cierto que consolidarse en los mercados internacionales se convierte en una de las tareas más difíciles.

Éstas son algunas de las conclusiones del tercer Informe del Observatorio de la Empresa Multinacional Española (OEME) de ESADE presentado hoy en Barcelona, un testigo único de cómo la crisis ha afectado a las principales compañías de nuestro país.

El informe analiza también cómo las multinacionales han logrado sortear las restricciones financieras en España a través de sus filiales, y destaca que durante los últimos años, se ha reforzado el perfil internacional de estas compañías a la vez que se ha registrado un claro aumento de las operaciones greenfield y se han producido cambios en la localización geográfica de la posición inversora. El informe está elaborado por ESADE y cuenta con la colaboración de ICEX, Fundación PWC y Fundación Banesto.

Según Xavier Mendoza, director del Observatorio y profesor de ESADE, “las filiales en el exterior ya han empezado a tirar y saldrán antes de la crisis que sus compañías matrices”. En este sentido, Mendoza señala que “en la actualidad son las filiales quienes financian a las matrices y no a la inversa como venía siendo hasta ahora”. Es interesante también cómo el estudio muestra que la crisis hace que más empresas se atrevan a adentrarse al mercado exterior pero a la vez haga más difícil su consolidación en él.

Más exportadoras, menos consolidadas

En los últimos 4 años 25.000 empresas españolas más se han abierto al mercado exterior, lo que representa un aumento del 26% respecto a 2007. Así el incremento a partir del inicio de la crisis es exponencial. De 97.418 empresas españolas que exportaban al exterior en 2007 se ha pasado a casi 123.000 en 2011.

Respecto a las empresas catalanas se ha pasado de 33.920 empresas exportadoras en 2007 a 43.176 el 2012. 9000 empresas más en 5 años y ya representan el 35% del total de estas compañías en toda España.

Pero si lanzarse al mercado exterior parece la solución a la crisis, lo cierto es que la competitividad y complejidad de los mercados extranjeros hacen en estos tiempos sea más difícil que nunca la consolidación de estas empresas en este campo. En este sentido, el estudio OEME desvela también que así como el número de empresas nuevas exportadoras crece, el número de empresas exportadoras regulares experimenta una tendencia al decrecimiento. De 13818 empresas consolidadas en el exterior en 2008 se pasa a 13600 en 2010.

Financiación a partir de filiales

A parte de la internacionalización y la exportación, las multinacionales han tenido una ventaja para enfrentarse a la crisis y las restricciones financieras que se han encontrado en estos tiempos de crisis en España. El informe OEME muestra una clara tendencia de las principales empresas del IBEX 35 a utilizar sus filiales extranjeras para operaciones de financiación proporcionada a la matriz. Desde 2005 a 2009 se gira la tendencia radicalmente. Si la financiación neta proporcionada por las filiales y participadas era en 2005 de – 2743 millones de euros, en 2008 y 2009 se pasa a valores de más de 8.000 millones de euros a favor de la matriz.

Comportamiento global y apertura al exterior

La presencia inversora española en los quince países centrales de la UE, sigue siendo hoy elevada, situándose en un 49% del total de la Inversión Extranjera Directa (IED) emitida y superando claramente los porcentajes equivalentes de la IED mundial localizados en la UE 15. Sin embargo, en los 11 países nuevos miembros, que entraron a formar parte de la Unión Europea en los años (2004-2007), la IED empezó a adquirir un nivel relevante durante el periodo 2005-2007, situándose en el 10,7% trianual.

En cuanto al Este, Sur y Sudeste de Asia, donde los flujos de IED han venido siendo minoritarios, la inversión aumentó sensiblemente hacia finales de la pasada década, aunque se mantuvo muy minoritaria. Proporción similar a la registrada en el conjunto de países de Oriente Medio, Sur de Europa no comunitaria y conjunto de África, aunque, al final de 2010 se registró un leve aumento hasta situarse en el 6%.

Por último, y en lo que se refiere a Latinoamérica, el comienzo de la década arrancó con una inversión del 55% del IED proporción que fue perdiendo hasta alcanzar a finales de la misma el 31%.

El impacto de la crisis

La crisis económica ha representado un freno importante al dinamismo inversor en el exterior de las empresas españolas. Después del boom de 2006 y 2007, la inversión española en el exterior en términos netos se contrajo de manera muy drástica en 2008 y 2009 para experimentar una débil recuperación en 2010 y 2011. Ésta es fruto de una doble realidad empresarial: un grupo de empresas españolas que habrían retomado sus planes de expansión internacional y, por el contrario, otro que estaría reduciendo su presencia internacional.

En cuanto a la marcha de las filiales y empresas participadas en el exterior, su rentabilidad media sobre fondos propios supera a la de las empresas no financieras que operan España y sugieren una divergencia marcada a partir de 2010. Es decir, que éstas estarían saliendo de la crisis y recuperando los niveles de rentabilidad previos a la misma, mientras que las empresas que operan en España sufrirían de un fenómeno contrario. Aún así, el informe hace hincapié en que si bien antes de la crisis una de cada cinco filiales arrojaba pérdidas, hoy lo hace una de cada tres.

Por último y en cuanto a estrategia, el OEME, tras evaluar a las 24 multinacionales españolas en el IBEX 35 revela que éstas han realizado tres cambios representativos en sus estrategias según la empresa:

- Refuerzo del perfil internacional La facturación de las filiales del ejercicio 2011 de 18 de las 24 empresas (tres de cada cuatro) del IBEX 35 supone más del 50% de su cifra de negocio.
- Aumento de las operaciones greenfield o de nuevo establecimiento, que han pasado, en caso de las filiales al 53% y, en el de las adquisiciones, al 47%.
- Cambios en la localización geográfica de la posición inversora.

Fuente: Esade

Descarga: ESADE.OEME. Informe "Retos de futuro de la multinacional española".

Print Friendly and PDFPrintPrint Friendly and PDFPDF

0 comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios que no sigan la línea del blog o violen normas de educación serán borrados.

Management en la construcción. El blog de Jose Antonio Romero © 2014:: Editor: Jose Antonio Romero :: Sobre el blog :: Publicidad :: Contacto