ÚLTIMOS ARTÍCULOS POR TEMÁTICA


ECONOMÍA
INMOBILIARIO
OBRA PÚBLICA
CONCESIONES
MERCADO EXTERIOR

GESTIÓN
MARKETING
RECURSOS HUMANOS
FINANCIACIÓN
SOCIEDAD

Euroconstruct. Situación y previsiones del sector de la construcción en Europa (junio 2013).


4 de julio de 2013

((•)) Escuchar


El informe del sector de la construcción europea Euroconstruct en el que colabora y representa para España el Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (ITeC) señala que continúa la tendencia bajista del sector de la construcción en España aunque de manera moderada para los próximos años con una tendencia clara hacia un escenario de suelo. No se vislumbra por tanto una recuperación del sector en los próximos dos años ante las magnitudes y el comportamiento del empleo, el consumo, del crédito y el sector público.


Situación y previsiones en Europa.

Antes de iniciar la recuperación será preciso superar un 2013 recesivo.

Los problemas de Europa para reemprender el crecimiento económico se dejan notar con particular crudeza sobre el sector de la construcción. El 2012 ha sido un año de fuertes caídas (-5,3%) y para el 2013 solamente se albergan esperanzas de que el descenso se suavice (-2,8%) para finalmente tocar fondo. La previsión sigue apostando por que el sector abandone la zona negativa en 2014 en adelante, si bien será un proceso lento. Si se cumplen las previsiones de crecer un 0,5% en 2014 y otro 1,7% en 2015, el sector todavía no habrá conseguido recuperar ni siquiera los niveles de producción del 2012.

En una visión pormenorizada por países, nos encontramos ante un panorama bastante heterogéneo. Pese a que 2013 será negativo para una mayoría de países, hay un pequeño grupo que esperan experimentar crecimiento este año: es el caso de Alemania, Hungría, Dinamarca y Noruega, todos ellos con previsiones positivas también para 2014 y 2015. Casi todos los países restantes experimentarán un cambio de signo en 2014, pero una vez más, surgirán excepciones. Es el caso de Holanda, Italia y Francia, tres mercados de gran dimensión en donde la crisis se alarga un año más y en donde el retorno a la zona positiva se pospone hasta el 2015. Finalmente, Chequia y España podrían ser los únicos dos países donde el sector siga en retroceso en 2015.



La edificación residencial de nueva planta no escapa de sufrir un 2013 recesivo (-3,2%) como el resto de mercados, pero es el segmento que concentra las previsiones más optimistas tanto para 2014 (+2,2%) como para 2015 (+4,0%). Una vez más, este escenario de recuperación ha de ser valorado en su adecuado contexto, ya que tan apenas supondría un retorno a los niveles de actividad del 2010. Otra forma de ver que se trata tan solo de una mejoría parcial es examinando en qué países va a crecer la vivienda en 2014: por un lado, se cuenta con el buen comportamiento de Alemania, Reino Unido y la mayoría de países escandinavos; por otro, habrá que esperar hasta el 2015 para que vuelva el crecimiento a Francia y a Holanda.

La edificación no residencial tiene por delante dos años difíciles (-5,7% previsto para 2013 y -1,6% para 2014) antes de que pueda llegar el cambio de signo en 2015 y aún así de manera muy moderada (+0,8%). Si bien prácticamente no hay segmentos que escapen de este mal comportamiento, los que están contribuyendo más negativamente son las oficinas y los edificios de usos comerciales. A diferencia de lo que pasaba con la vivienda, el mercado alemán no residencial está más bien estancado y el del Reino Unido sufre una crisis palpable. Descartada también la contribución de Francia, las expectativas de crecimiento del 2015 habrá que irlas a buscar puntualmente a mercados de menor tamaño como los de Europa del Este.

La rehabilitación tampoco presenta síntomas que permitan prever un comportamiento demasiado diferente al de resto de mercados. El 2013 será también negativo (-1,3%) si bien será el segmento en el que se sufrirá una contracción de menor intensidad. La previsión se vuelve positiva para 2014 (+0,7%) y 2015 (+1,3%), con un ritmo de recuperación modesto, influido igualmente por las tibias expectativas económicas que entorpecen el gasto familiar y disuaden la implantación de políticas de estímulo a la rehabilitación.

La ingeniería civil se espera que una vez superado el 2013 (-3,5%) se entre en un período de un cierto estancamiento, con un 2014 prácticamente plano (+0,4%) y un 2015 de pocos avances (+1,4%). Se llega por tanto a una especie de plataforma de estabilidad, pero que está situada a unos niveles comparables a los de 1998-1999. Las inversiones en infraestructuras relacionadas con la energía van a ser las únicas capaces de salir de la atonía en 2014 y 2015. Y por países, una vez más hay que destacar la contribución positiva del Reino Unido y la mayoría del grupo escandinavo, mientras que Alemania, pese a comportarse algo mejor que la media europea, todavía no consigue crear aceleración para su mercado de obra civil.


Situación y previsiones en España.

El punto de inflexión continúa siendo lejano

Las supuestas señales de mejora económica en España son todavía demasiado débiles para hacerse notar en el sector construcción. Para volver a ver crecimiento en edificación e ingeniería civil va a ser imprescindible una recuperación muy clara de los múltiples frentes en donde la crisis ha hecho mella: empleo, crédito, consumo, sector público... Como éste es un escenario que difícilmente va a ser factible a corto plazo, las previsiones para el sector construcción siguen en negativo, lo cual no es incompatible con que las caídas vayan perdiendo progresivamente algo de dramatismo y pasen del severo -23,8% que se espera para 2013, al -7,7% de 2014 y al -1,5% que recoge la proyección para 2015.

La edificación residencial sigue restringiendo todavía más su producción como único mecanismo de reacción ante un mercado inmobiliario muy poco activo y en donde la vivienda sigue depreciándose. Las 45.000 viviendas visadas durante 2012 son irrisorias si se las compara con las medias de 250.000 unidades que se iniciaron durante la crisis 1991-1993, y son claramente ilustrativas del alto nivel de riesgo que se percibe en el mercado para la construcción de nueva planta. La previsión contempla la posibilidad de que a partir de 2014 se relajar esa percepción de riesgo, con lo que la cartera de pedidos del sector podría tender hacia las 60.000 viviendas en 2015. Es un horizonte muy modesto, que difícilmente puede calificarse como de salida de la crisis, pero suficiente para arrojar cifras positivas en términos de variación anual de la producción (+5% en 2014, +15% en 2015)

En edificación no residencial la crisis está afectando prácticamente por igual a los sectores primarios, secundarios y terciarios; sin distinción de si son públicos o privados. El año 2012 ha sido particularmente negativo para la construcción para usos terciarios (oficinas, comercios, ocio) y se espera que esa tendencia se prolongue también durante 2013, conduciendo la previsión hacia el -17%. Los pronósticos son algo menos desfavorables para 2014 (-7,9%) y 2015 (-5,2%) pero siguen todavía en zona negativa, entendiendo que la recuperación económica va a ser lenta y que la demanda continuará encontrándose con mucha oferta ya construida en donde elegir y con precios competitivos.

La ingeniería civil continúa siendo clara víctima de la contundente política de reducción del déficit público. Y es que no tan sólo las partidas presupuestarias bajan, sino que el volumen de pagos diferidos que hay que atender, vinculados a proyectos ya ejecutados, entorpece el progreso de los proyectos en marcha y el inicio de otros nuevos. Se sigue a la espera de cómo se va a solucionar el tema de las autopistas en quiebra, tanto por el impacto que puede causar en el erario público como por su valor simbólico de cara a reactivar la colaboración público-privada, tan vital para este sector. Muy parecida es la situación en el capítulo de energía, que sigue pendiente de las reformas anunciadas. Como en los últimos informes publicados, la ingeniería civil sigue siendo el segmento del mercado con las peores expectativas: -42% para 2013, -18,5% para 2014 y -9,5% para 2015.




Fuente: ITEC.



Print Friendly and PDFPrintPrint Friendly and PDFPDF

2 comentarios.:

Avelino Garcia 16 de septiembre de 2013, 18:23  

Yo tengo una web de reformas http://www.reformas-servicios.com y la verdad que nos esta costando remontar en este subsector de la construccion con nuestras reformas baratas ya que si damos presupuestos altos, no vamos a poder hacer nada con tanta competencia y poca demanda que hay, queremos denunciar la poca ayuda que existe por parte de las autoridades en el sentido de que deberían ayudar con subsidios ya que el estado de muchas viviendas es lamentable y ya sabemos lo que pasa cuando las cosas no se hacen cuando se deben, luego el coste se triplica por eljemplo obligar a la banca a dar creditos blando y que sean realmente creditos donde pueda acceder una mayoria y no como ahora que los bancos no dan ni los buenos dias

jose 21 de septiembre de 2013, 17:16  

Avelino, creo que dar subvenciones no es la solución. El mayor problema económico en España es que el Gobierno nos quita en impuestos entre el 55 y el 75% de lo que ingresamos (entre impuestos directos e indirectos), y con esa presión fiscal es imposible que haya actividad económica. Pero, además, el dinero de las subvenciones sale de los impuestos, por lo que dar más subvenciones requeriría subir aún más los impuestos (con lo que llegaríamos a trabajar todos para el estado, como en los países socialistas).

En mi opinión, si se bajasen los impuestos, habría mucho más dinero para todo, incluido para reformas, y a todos nos iría mejor que manteniendo el actual sistema de subvenciones, ayudas… y ruina y paro.

Un saludo,

Jose

Publicar un comentario

Los comentarios que no sigan la línea del blog o violen normas de educación serán borrados.

Management en la construcción. El blog de Jose Antonio Romero © 2014:: Editor: Jose Antonio Romero :: Sobre el blog :: Publicidad :: Contacto